Archivo | octubre, 2012
Enlace

Comercial de Coca-Cola 2012 “Toe Happy”

17 Oct

Comercial de Coca-Cola 2012 “Toe Happy”

El comercial muestra un joven con problemas familiares, los cuales logra superar gracias a una botella de Coca-Cola. El mensaje final del comercial es “Make it possible” lo que nos da a entender que si nos proponemos algo (y tomamos Coca-Cola) podemos lograr lo que sea; en el caso del comercial, el joven pudo lograr la aprobación de sus padres. Por lo tanto la función predominante de este comercial es la Función Expresiva o emotiva, al despertar sentimientos en el espectador mostrando diferentes estados de ánimo y opiniones de los personajes del comercial.

Anuncios
Imagen

Funciones del lenguaje

9 Oct

Funciones del lenguaje

Lingüística y poética

9 Oct

Lingüística y poética

Jakobson, R.

El lenguaje debe ser investigado en toda la gama de sus funciones. Antes de discutir la parte poética, debemos definir el lugar que ocupa dentro de las otras funciones. Para ello hay que entender el acto de la comunicación verbal: el HABLANTE envía un mensaje al OYENTE. Para que sea operativo, ese mensaje requiere un CONTEXTO al que referirse, susceptible de ser captado por el oyente y con capacidad verbal o ser verbalizado; un CÓDIGO común a hablante y oyente y por último un CONTACTO o canal de transmisión y una conexión psicológica entre hablante y oyente, que permita a ambos entrar y permanecer en comunicación.

Cada uno de estos seis elementos determina una función diferente del lenguaje. La estructura verbal del mensaje, depende básicamente de la función predominante. Pero aún cuando una tendencia al referente, una orientación hacia el contexto –FUNCIÓN REFERENCIAL- es la tarea primordial de numerosos mensajes, la participación accesoria de las demás funciones de tales mensajes debe ser tenida en cuenta por el observador.

La denominada FUNCIÓN EMOTIVA está enfocada hacia el hablante y aspira a una expresión directa de la actitud de ésta hacia lo que está diciendo; lo que tiende a producir la impresión de una emoción. El estrato emotivo difiere de los medios de un lenguaje referente por su patrón sonoro.

Orientada hacia el oyente, la FUNCIÓN CONATIVA encuentra su más pura expresión gramatical en el vocativo y el imperativo, que desde el punto de vista sintáctico, morfológico y fonológico, se desvía de otras categorías.

El modelo tradicional del lenguaje, tal como Bühler lo explicó se reducía a tres funciones (emotiva, conativa y referencial), y los tres ángulos de este modelo (la primera persona del hablante, la segunda del oyente y la tercera alguien o algo ya mencionado). No obstante, observamos tres nuevos factores constitutivos de la comunicación verbal y tres funciones del lenguaje correspondientes.

Existen mensajes cuya función primordial es establecer, prolongar o interrumpir la comunicación, para comprobar si el canal funciona, para atraer o confirmar la atención continua de la interlocución. Este contacto, también conocido como FUNCIÓN FÁTICA se puede desplegar utilizando un intercambio de diálogos completos con el simple propósito de prolongar la comunicación.

La lógica moderna distingue entre dos niveles de lenguaje: el lenguaje de objetos y metalenguaje. Siempre que el hablante y/o el oyente necesitan comprobar si emplean el mismo código, el habla fija la atención en el código, lo cual representa una FUNCIÓN METALINGÜÍSTICA, la cual solamente contiene información sobre el código y su función es puramente metalingüística.

La tendencia hacia el mensaje como tal es la FUNCIÓN POÉTICA, que no puede estudiarse con efectividad si se le aparta de los problemas generales del lenguaje o, por otra parte, el análisis de éste requiere una consideración profunda de su función poética. Esta función no es la única que posee el arte verbal, pero sí es la más sobresaliente y determinante, pues actúa como elemento secundario y accesorio. También sirve para profundizar la dictonomía fundamental de signo y objetos, a base de promover la cualidad evidente de aquellos. De aquí que , al tratar de la función poética, la lingüística no pueda autolimitarse al campo de la poesía.

Imagen

Ejemplos

5 Oct

Ejemplos

CASO 2: Una persona viendo un video en la televisión

La televisión es el artefacto, la pantalla y el control es la interfaz (tangible) y el video viene siendo el texto (intangible).

Imagen

Ejemplos

5 Oct

Ejemplos

CASO 1: Una persona leyendo un libro:

El libro es el artefacto, la interfaz es la página que contiene un texto. Ambos contienen una interacción, con el libro es una interacción tangible, pues se pude tocar; y con el texto es una interacción intangible porque te permite imaginar y crear ideas a partir de algo.

Texto & Interfaz

5 Oct

TEXTO

El texto es el trazo de la intención concertada de un locutor de comunicar un mensaje y de producir un efecto. Tiene como objetivo la forma de interacción social, como unidad de comunicación. Es un juego de actos de comunicación, donde los emisores y los destinatarios no producen palabras o frases, sino textos.

Es un conjunto de procedimientos que determinan un discurso. Bajo una perspectiva unificada del concepto de texto, las novelas, los programas de televisión, las informaciones periodísticas, las fotografías y las pinturas pueden ser considerados como textos.

INTERFAZ

Y aparece la cuestión de cómo se pueden conectar, hasta formar una unidad, a tres elementos tan heterogéneos: el cuerpo humano, el objetivo de una acción, un artefacto o una información en el ámbito de la acción comunicativa. La conexión entre estos tres campos se produce a través de una interfase.

Una interfase no es un objeto, sino un espacio en el que se articula la interacción entre el cuerpo humano, la herramienta (artefacto) y objeto de la acción. Este es el dominio irrenunciable del diseño; la interfase es el dominio central, al cual el diseñador orienta su atención. A través del diseño de la interfase, él articula el espacio de acción para el usuario.

Por lo tanto, la interfase hace posible la acción eficaz. Una interfaz es el dominio central a la cual el usuario presta mayor atención. No hay forma de conocer el mundo más que a través de una interfaz, como un mediador entre un objeto, una acción y el cuerpo humano. Una interfaz es algo que está entre nosotros y un objeto.

Estos dos conceptos tienen en común la coherencia y la interacción.

La coherencia es una propiedad semántico-perceptiva del texto que permite saber de qué cosa se está hablando, percibiendo o leyendo. Permite a su vez la interpretación de una expresión con respecto a un contenido, de una secuencia en relación con su significado.

La coherencia no es solamente un principio de identificación semántica, sino que tiene también una función de distribución coordinada de la información visual en el nivel de la expresión.

La interacción es un concepto que describe una acción que se desarrolla de modo recíproco entre dos o más organismos, objetos unidades, sistemas…

Texto -> interacción <- interfaz

 

La imagen visual y su lugar en la comunicación

5 Oct

 LA IMAGEN VISUAL Y SU LUGAR EN LA COMUNICACIÓN

GOMBRICH

Los estudiosos del leguaje trabajan desde hace tiempo en el análisis de las diversas funciones de la comunicación humana. Karl Bühler distingue entre las funciones de expresión, activación y descripción, también llamadas síntoma, señal y símbolo.

Decimos que un acto de habla es expresivo si nos informa del estado de ánimo del hablante. El simple tono puede ser sintomático de ira o diversión. Es importante distinguir la expresión de una emoción de su activación, el síntoma de la señal, particularmente cuando en la forma común de hablar no se hace y se habla de comunicar sensaciones.

El lenguaje humano ha desarrollado la función descriptiva. La persona que habla puede informar a otra de su situación. El lenguaje cumple esta función mediante partículas llamadas términos lógicos porque dan al lenguaje la capacidad de formular inferencias lógicas = silogismos.

La imagen visual tiene supremacía en cuanto a la capacidad de activación, su uso con fines expresivos es problemático ya que carece de la posibilidad de ponerse a la altura de la función enunciativa del lenguaje. El medio visual no sólo elude el grado de abstracción del lenguaje; con un momento de reflexión veremos que una imagen no es igual a una oración.

Por otro lado, el oído despierta la mente con más lentitud que el ojo; pues la función de activación de las visiones no está confinada a imágenes definidas. Las configuraciones de líneas y colores pueden influir en nuestras emociones. El poder de activación que tienen las impresiones visuales excede ampliamente el alcance de este artículo. Lo que suele llamarse comunicación se refiere más a la materia que al estado de ánimo.

Las imágenes, como los mensajes verbales, son vulnerables a la interferencia aleatoria que los ingenieros llaman ruido y necesitan el mecanismo de la redundancia para superar este peligro; por tanto, por automática que pueda ser nuestra primera respuesta a una imagen, su lectura real nunca puede ser una cuestión pasiva. La posibilidad de hacer una lectura correcta de la imagen se rige por tres variables:

El código

El texto

El contexto

En combinación, los medios de la palabra y la imagen aumentan la probabilidad de hacer una reconstrucción correcta. Este apoyo del lenguaje y la imagen, facilita la memorización; y el uso de dos canales independientes garantiza la facilidad de reconstrucción.

Hay casos en los que el contexto por sí solo pueda hacer que el mensaje visual no sea ambiguo; sin embargo no se debe olvidar que el contexto tiene que estar apoyado en expectativas previas basadas en la tradición. Cuando se rompen esos vínculos, la comunicación falla.

La información que se extrae de una imagen puede ser totalmente independiente de la intención de su autor; por ellos quizá sea conveniente medir el valor informativo de tales imágenes en función de la cantidad de información sobre el prototipo que puedan codificar. Cuando la información es virtualmente compleja, decimos que es un facsímil o una réplica, que pueden usarse más para engañar que para informar.

Por fiel que sea una imagen que sirva para transmitir información visual, el proceso de selección siempre revelará la interpretación que su amor haga de lo que considere relevante. La interpretación por parte del autor de la imagen ha de ser siempre correspondida por la interpretación del observador.

Desde el punto de vista de la información, la facilidad de distinguir entre el código y e contenido puede ser más vital que la fidelidad en la reproducción; y es que cuanto más fácil sea separar el código del contenido, más podemos basarnos en la imagen para comunicar un tipo particular de información. Un código selectivo del que se sabe que es un código permite al autor de la imagen filtrar ciertos tipos de información y codificar sólo las características que tienen interés para el receptor.

El análisis freudiano de la relación entre el ingenio verbal y el mundo onírico puede aplicarse a la condensación de los símbolos visuales en la publicidad y la caricatura. Cuando el objetivo es primero y ante todo captar la información, se usan la condensación y el énfasis selectivo tanto por su poder de activación como por su efecto de sorpresa. La imagen incompleta y la inesperada plantean un rompecabezas a nuestra mente que nos hace vacilar y también apreciar y recordar la solución, mientras que la prosa de las imágenes puramente informativas pasaría inadvertida o no se recordaría.

La capacidad de la imagen para ofrecer un máximo de información visual sólo podía explotarse en periodos en que los estilos del arte erran suficientemente flexibles y ricos para esa tarea.

OPINIÓN

Se me hace muy interesante la manera en cómo Gombrich analiza una imagen y todo lo que hay detrás. Me pongo a pensar y es que en realidad una imagen dice más que mil palabras pues depende del contexto en que se encuentre es como se interpreta. Esto precisamente es lo que lo hace mágico. Lo que para una persona significa algo, para otra persona puede significar completamente todo lo contrario.

Coincido a con Gombrich en la afirmación en que la imagen se está imponiendo a la palabra escrita, pues como él lo dice al principio del texto, desde que nos despertamos, nos encontramos rodeados de imágenes y cada vez es mayor la cantidad de información que llega a nuestros ojos por medio de imágenes.

Nosotros como diseñadores debemos prestar mucha atención al mismo significado, tanto de las palabras como de las misma imágenes que diariamente mostramos en nuestros proyectos y trabajos, pues no siempre van dirigidas a personas con experiencias similares; y aunque el contexto sea el mismo, puede prestarse a diversas interpretaciones.

La imagen no representa información por sí sola, tiene una relación con la realidad a través del contexto en que se esté reproduciendo. El código, el texto y el contexto en conjunto hacen más fácil la interpretación de una imagen pues facilitan que un usuario reconstruya el mensaje que se le quiere comunicar.