“Tow Tempos” Mario García

22 Ago

InfografiaTwotemposMarioGarcia Captura de pantalla 2015-08-21 a la(s) 21.37.57

Anuncios

Publicar un libro y sobrevivir a la competencia Basado en Marketing Editorial de David Cole

22 Ago

“Los libros no van a desaparecer, pero nosotros pertenecemos a la última generación que va a poder tener una relación sensual con ellos”     Joan Oleza

El nacimiento de industrias de diversas índoles ha ido en aumento dadas las oportunidades que se presentan debido a la actual crisis económica que se vive en el país, puesto que los inversores saben que los momentos de crisis son en realidad momentos de oportunidad. La industria de producción de libros, no es la excepción y cada vez surgen mayor número de nuevas editoriales que buscan adentrarse en el negocio de los libros, pero cada vez hay más competencia por lo que el tiempo de vida de este, si no se tiene una buena estrategia de marketing, es corta.

Roger Bartra (2013), antropólogo e investigador emérito de la UNAM asegura que el mundo de los libros (editoriales, impresores, libreros y autores) están obligados a renovarse para lograr entrar en la industria de los libros, pues actualmente se encuentra en época de crisis, debido a las nuevas tecnologías como los dispositivos móviles, así como los libros digitales. Y aunque él mismo afirme que la lectura digital es un medio que se esté consolidando en otro países, también supone que en México apenas está comenzando; lo que supone una preparación para la competencia que se tendrá, vendiendo no solamente un libro, sino estructurando un plan de negocio rentable que ofrezca además se un objeto, sentimientos y satisfacción al lector.

En este ensayo se pretende analizar el plan de negocios que plantea David Cole en sus primeros dos capítulos del libro, proponiendo, con base en ello, una estrategia poco falible para lograr el éxito de una publicación y por ende de una editorial. Se expondrán pasos para el desarrollo de un plan de marketing exitoso, así como puntos clave para realizar un análisis de rentabilidad. Se incluirá una agenda donde se muestren mes a mes las acciones que deben tomarse para manejar el marketing de un libro desde su concepción hasta después de su lanzamiento a la venta, así como aspectos de publicidad y marca logrando que la industria del libro sea un negocio rentable.

“El libro tiene un peso, una tipografía, una distribución de la tinta en la página; es fácil de manejo y al mismo tiempo te proporciona una relación personal de su contenido contigo. Es un invento técnico perfecto. Cuando lees un libro, estás leyendo el contenido de ese libro… En el impreso, cada libro es una experiencia individual.” Joan Oleza Simó (2010), catedrático de Literatura Española en la Universidad de Valencia

La clave en el marketing de libros consiste en lograr un equilibrio entre el costo y el beneficio, ya sea de la producción del libro, del marketing, de la publicidad, etcétera. Desarrollar una buena estrategia de marketing es indispensable para lograr que un libro sea rentable. Aunque cada libro sea distinto existen valores aplicables a cualquiera de ellos. Se deben realizar:

Proyecciones, tener claros los objetivos y las metas que se quieren alcanzar al sacar al mercado un libro.

Cálculos: saber con que recursos se cuenta y saber distribuirlos adecuadamente, así como tener una idea de los costos que implica la producción y distribución del producto.

Conjeturas: Si bien cualquier editorial que esté pronta a publicar un libro, tenga altas expectativas del mismo, es importante plantear escenarios diversos con la finalidad de contar con decisiones premeditadas ante cualquier situación para evitar la frustración inmediata.

Como cada editorial cuenta con experiencia, recursos y posicionamiento distintos, es importante tener en cuenta que solamente la experiencia ayudará a entender cómo mejorar la estrategia con base a los éxitos y/o fracasos que se presenten en el camino. Cole sugiere tomar registro de los planes que se ponen en práctica, así como los resultados obtenidos con el fin de aprender de ellos y perfeccionar el plan de trabajo.

Para mantenerse en el mercado, las editoriales deben contar con una correcta administración financiera que incluya herramientas financieras como:

  • Análisis de caja donde se muestren los ingresos y egresos
  • Una base de datos de los libros que incluya, además del lugar donde han sido distribuidos, el número de devoluciones (oferta y demanda)
  • Balances de costos

Una forma rápida para calcular el precio ideal de un libro, para reportar ganancias, es calcular nuestros gastos fijos, el resultado sumarlo a la ganancia pretendida y dividir la cifra por la cantidad de libros que se imprimirán de primer instancia, eso nos dará un precio por libro; sin embargo se deben tomar en cuenta aspectos como los descuentos que se ofrecen por lanzamiento, entre otros.

Cole sugiere como herramienta financiera un modelo para el análisis de la rentabilidad donde propone 6 ideas claves que se ben considerar para realizar un estudio completo.

1.Ventas a comercios, se deben tomar en cuenta la cantidad de libros que se distribuyen y las devoluciones que se presentan en cada uno de los lugares donde se comercializa el libro. Esto sugiere llevar un control sobre los ingresos netos y aquellos “ingresos” a los que se tenga que hacer ajustes.

2.Periodo proyectado de ventas, es decir tener en mente un lapso de tiempo en el que se plantee lograr determinado número de libros vendidos con el monto correspondiente. Esto con la finalidad de determinar un periodo aproximado de recuperación de inversión.

3.Costos de distribución, que así como la producción, sugiere una gran inversión para la editorial, por lo que es aconsejable realizar algunas estimaciones e incluirlas en el total de inversión.

4.Gastos administrativos, no se debe perder de vista que una editorial es una industria y como tal está integrada de un equipo interdisciplinario, por ello se debe tomar en cuenta los sueldos del personal e incluirlos en el análisis de rentabilidad.

5.Distribución de los costos entre libros y novedades. Mantener un balance entre los costos que implica cada uno de ellos.

6.Costo del dinero, tomar en cuenta factores económicos externos a la industria del libro como la inflación, que pueda presentar un obstáculo para los compradores de los libros con un precio por encima de la media.

Además de los seis puntos que expone cole, se propone incluir los siguientes dos:

1.Costos de la merma, realizar un cálculo del material que se invertirá pero no generará ingresos, aunque no siempre resulte una pérdida para la industria, puede reflejar un flujo de capital importante.

2.Incluir gastos básicos de la empresa, tales como electricidad, servicios telefónicos, renta de inmuebles, costos de viáticos y traslado, etcétera.

El lanzamiento de un nuevo libro no supone una tarea fácil, es por ello que las editoriales organizan su tiempo con varios meses de antelación. David Cole hace una estimación de los tiempos en los que se desarrolla el marketing de un libro, desde 12 meses antes de la publicación, hasta tiempo después de ella.

Lo primero que plantea el autor es ofrecer la venta de los derechos de reproducción hasta un año antes de la publicación. Se sugiere realizar el diseño de la cubierta del libro siete meses antes. De cuatro a seis meses previos, apunta crear la ficha descriptiva del título, la contraportada y el texto que aparecerá en el catálogo comercial, así como enviar el material a clubes de lecturas para comenzar a dar a conocer el libro. Cuando falten apenas 3 meses, se deben enviar los ejemplares de promoción, así como los comunicados de prensa a canales de venta especializados. En los 60 días previos se envían las ofertas por correo electrónico directo y se preparan las campañas de relaciones públicas. En el mes de la publicación se recomienda revisar el inventario y enviar los kits de prensa para las presentaciones del autor. Una vez que el libro sea publicado, y mientras no signifiquen gastos excesivos, se pueden seguir llevando a cabo actividades de marketing y reconocimiento de marca.

Las editoriales no deben buscar la venta de un libro, sino de generar en el lector un sentimiento de reconocimiento de marca, provocando sensaciones y jugando con sus sentidos. Deben darle valor agregado a cada una de sus publicaciones, desde los formatos, sustratos, técnicas de impresión hasta sus cubiertas; que deben ser pensadas y diseñadas en función de la presentación del autor y del contenido, así como de toda la editorial.

Si bien se debe pensar en crear un plan de marketing para un libro, es necesario crear un plan para la editorial, pues la publicidad ayudará a mantener en la mente de los consumidores la editorial que publica tal o cual libro y está pendiente de los proyectos que se estén desarrollando. A partir de ello, la editorial habrá creado un valor de marketing a partir de la identidad de la empresa.

Se debe pensar a la publicidad como un medio que permita a una industria generar utilidades; sin embargo en muchas ocasiones las cosas toman un giro diferente y la publicidad para las editoriales más pequeñas refleja más un gasto que una inversión. Sin embargo, se puede concluir que aunque el reconocimiento de la editorial como marca es una ventaja en relación a la competencia, esto no asegura el éxito de una publicación, puesto que como se mencionaba anteriormente, cada libro es diferente y el triunfo es relativo.

“La literatura no es una profesión que pueda competir con la de los grandes ejecutivos o con los grandes financieros en cuanto a rendimiento económico, pero si puede competir con cualquiera en cuanto a satisfacciones. La capacidad de producir placer, compensaciones, felicidad, nos lleva a una profesión solo comparable en este aspecto a la de ciertos artistas, músicos o pintores.”

Joan Oleza Simó

Después del análisis de la lectura, y con base en otros textos, se reafirma la frase que dice que todos necesitan de todos, las industrias que han sabido sobrevivir a la competencia actual es porque ciertamente están integradas por un equipo interdisciplinario, donde si bien cada quien es especialista en su área, las mejores ideas no siempre provienen del experto, ya que muchas veces algunas decisiones se pasan por alto.

David Cole proponer puntos clave para la inserción de una nueva publicación en el mercado, desde su concepción como idea, hasta el seguimiento de marketing después de haber sido publicado. Se apoya su argumento y se confía en su experiencia, de hecho hasta se demanda leer el libro completo; sin embargo, se piensa que a partir del 2003, año en el que fue publicado MARKETING EDITORIAL: LA GUÍA, han surgido o evolucionado nuevos aspectos a considerar; por lo que se propone una reedición del mismo con la participación de un experto en el área comercial y de gestión, con la finalidad de mantener actualizados los datos y ampliar el nicho de la publicación.

Bibliografía

AGB (2013). El libro digital no hará desaparecer al impreso: Roger Bartra. [En lína] Disponible en: http://www.conaculta.gob.mx/detalle-nota/?id=29205#.VNj9y2SG-EQ. [Recuperado el 08 febrero 2015].

PEDRO ORTIZ (2010). «Los libros no van a desaparecer, pero nosotros pertenecemos a la última generación que va a poder tener una relación sensual con ellos». [En línea] Disponible en: http://www.lasprovincias.es/v/20101107/comunitat/libros-desaparecer-pero-nosotros-20101107.html. [Recuperado el 08 febrero 2015].

LA METÁFORA DEL COLOR COMO ELEMENTO DE LA COMUNICACIÓN

5 Dic

La metáfora del color como elemento de la comunicación

Yazmín Mercado Velázquez

“No todo en la vida es de un color o de otro.

Miren sino el arcoiris”

(Paulo Cohelo)

Al color no siempre se le concibe como un elemento de la comunicación sin embargo lo es. Se le excluye de los elementos primordiales a la hora de diseñar, sin embargo es importante comprender su importancia y el poder perceptivo que tiene.

Con este ensayo pretendo responder a la siguiente pregunta:

¿Por qué se considera al color como una metáfora empleada para comunicar y significar?

Así también explicar brevemente por qué los colores son considerados textos, y como tal, las características que poseen.

      Últimamente nos encontramos en un mundo globalizado, donde estamos rodeados de miles de imágenes, de color. El color siempre está presente. La naturaleza nos ofrece una amplia gama de tonalidades y cada uno de ellos influyen de manera diferente e individual sobre cada persona. Pienso que es interesante la manera en cómo la psicología del color influye de manera subconsciente tanto en la toma de decisiones de las personas como en la manera de actuar y comportarse ante distintas situaciones.

     La comunicación a través de elementos no lingüísticos a tomado mucha fuerza, pues con el acercamiento mundial a través de las redes sociales, se ha necesitado crear o recurrir un sistema universal.   Por esta razón hemos tomado las imágenes y por ende los colores como íconos que unifican la comunicación.

     El color posee un significado fácil de descifrar, cuando, al tener conocimiento previo, se logra asociar con un objeto social y contextualmente establecido; sin embargo, dependiendo la cultura y el medio sociocultural al que se pertenezca,  el significado puede variar.

El color como metáfora

Como mencionan Lackoff, George & Mark, Johnson, en su texto “Metáforas de la vida cotidiana” una metáfora es una figura retórica que consiste en expresar una palabra o frase con un significado distinto al habitual entre los cuales existe una relación de semejanza o analogía que impregna la vida cotidiana, no solo el lenguaje, sino que también son el pensamiento y la acción.

     Las metáforas ayudan al poder crear relaciones comparativas, puesto que a veces es difícil describir o representar situaciones nuevas y esto suele llevarnos a recurrir a experiencias o imágenes ya existentes, para poder dar un panorama más amplio de lo que queremos comunicar.

     El círculo cromático que se usa en la clasificación de los colores, se denomina así pues alrededor de un él se distribuyen los colores que conforman el segmento de la luz.

     Los colores son considerados una metáfora, pues se les ha dado la denominación de colores cálidos y colores fríos dependiendo de las ondas de luz. Se llaman colores cálidos aquellos que van del rojo al amarillo y los colores fríos son los que van del azul al verde. Esta división de los colores radica simplemente en la sensación y experiencia humana. La calidez y la frialdad atienden a sensaciones térmicas pero son subjetivas.

     Puede sonar ilógico hablar de sensaciones cuando se trata de colores, sin embargo basándonos en nuestra experiencia, podemos notar, aunque casi siempre pasa inadvertido, que los colores influyen en nuestro

 estado de ánimo. Los colores cálidos da una sensación de actividad continua, de alegría, de amistad. De manera contraria, los colores fríos provocan una sensación de tranquilidad, seriedad y soledad. Sin embargo, ilógico sería pensar que las colores actúan de una u otra manera, pues todo depende de la percepción personal.

     Los seres humanos percibimos el color de una forma particular; pero al nombrar un respectivo color cada uno de nosotros asigna ese nombre a nuestra forma individual de ver el color. Por esa razón las personas tienen un color favorito distinto. Y si un color para mi parece azul, para otra persona puede ser percibido como verde, gris u otro.

     Es importante mencionar que el color posee un lenguaje propio como cualquier palabra. Es bien sabido que toda comunicación se da a través de signos. El color es un signo, por si sólo transmite mensajes, comunica, provoca sensaciones. Gracias a sus propias características, se le reconoce como una experiencia sensorial. No hay diferencia entre el  

significado de lo que se quiere decir y el significante. El color se entiende pues como un lenguaje visual subdividido en sus propias características que a su vez componen formas y estructuras a lo que conocemos como íconos.

     El significado de los colores varía dependiendo el lugar, el tiempo, la cultura. Por ejemplo en Medio Oriente el color blanco es un símbolo de luto, aquí en México, es al contrario, el negro es un color que refleja luto  tristeza. Vamos a encontrar diferentes significados muy contrastantes pero que nos daremos cuenta que en parte tiene lógica.

 

El color como texto

Como menciona Vilches en “La imagen es un texto” el texto es el trazo de la intención concertada de un locutor de comunicar un mensaje y de producir un efecto. Tiene como objetivo la forma de interacción social, como unidad de comunicación. Es un juego de actos de comunicación, donde los emisores y los destinatarios no producen palabras o frases, sino textos.

      El color al ser un elemento de la comunicación, es un texto que se puede leer de diferentes maneras según diferentes agentes externos como el contexto, la temporalidad, el lugar geográfico y el nivel sociocultural.

     Cabe recalcar que no todos los colores poseen los mismos significados ni todos se asocian a los mismos elementos, por ello no existe una estipulación que nos diga que una color significa algo, pues varía dependiendo del contexto, las experiencias y el conocimiento previo del

espectador. Como diseñadores sabemos que todo comunica y todo significa, por ello debemos tener cuidado con los textos que utilizamos, y por texto debe entenderse las palabras, las imágenes y los colores.

     Los colores influyen ya sea de manera positiva o negativa en la toma de decisiones de las personas. Ya sabemos lo que significa cada color y podemos poner en práctica su psicología para poder obtener situaciones referentes a lo que nosotros deseamos comunicar.

     En lo personal todos los colores son necesarios. Por sí solos comunican, hablan, llegan a nuestros sentimientos, a nuestro subconsciente. Son textos que significan y que son leídos y percibidos ya sea consciente o inconscientemente.

     Pero no todo es beneficioso, los colores tienen un lado negativo en su simbolización, pues hay muchas personas, que detrás de una empresa, mueven grandes masas de gente para consumir sus productos, el color no es el único elemento que influye en esto, sin embargo funciona como ancla para atraparnos y captar nuestra atención. Poe ello debemos tener especial cuidado con la utilización del color, pues pude tener distintos significados, por ello debemos cuidar lo que nosotros queremos decir para no ser contradictorios con nuestro diseño.

Bibliografía

     – FERRER, EULALIO Los lenguajes del color México, Df: Fondo de Cultura Económica, 2007

     – HAYTEN, PETER J. El color en la publicidad y en las artes gráficas Barcelona 1978

     – HELLER, EVA Psicología del color: cómo actúan los colores sobre los sentimientos y la razón Barcelona: Editorial Gustavo Gilli, 2009

     -POO RUBIO, AURORA M. El color México, Df: Colección de Libros Cyad, 1992

     -SANZ, JUAN CARLOS Los lenguajes del color Madrid, España: Editorial Hermann Blume, 1985

     – VARICHON, ANNE Colores: Historia de su significado y fabricación Barcelona, España: Editorial Gustavo Gilli, 2009

     – LACKOFF, GEORGE & MARK, JOHNSON, Metáforas de la vida cotidiana

     – VILCHES, LORENZO La imagen es un texto

ENVISIONING INFORMATION

5 Dic

Envisioning Information

Eduard Tufte

El mundo es multidimensional; el papel es plano

¿Como vamos a representar el rico mundo visual de la experiencia y la medición en un terreno plano?

Mediante las estrategias de diseño: funcionan para aumentar:

-El numero de dimensiones: que se pueden representar sobre superficies planas

-La intensidad de datos: cantidad de información por unidad de área.

Métodos directos de la pantalla de tres dimensiones (fabricación de modelos)

*Imágenes estéreo, manchas solares

Las mismas estrategias de diseño se encuentran una y otra vez

Diferentes maneras de estructurar y representar la información.

Tufte proporciona la dimensionalidad en la imagen como una herramienta para el diseñador. Dotada de múltiples elementos compositivos que permiten crear más allá de imagen plana, que no solo se ocupa de mostrar la información, sino que ésta sea útil para el usuario.

DESIGN THINKING & THE EXPERIENCE OF INNOVATION

26 Nov

https://www.dropbox.com/s/9x12dlhqdmqu2i2/Wylant.pdf?m 

Imagen

TLACUILO

20 Nov

TLACUILO

Tlacuilo es un documental que trata sobre cómo los aztecas interpretaban y plasmaban de forma abstracta, su entorno. A través de imágenes, se hace referencia al texto como imagen, pues con tan solo unos iconos se da una comunicación entre ellos, y ahora, nos es útil para conocer cómo era que se llevaba a cabo la comunicación desde el principio.
El documental nos muestra los significados de algunos trazos y es bastante interesante, pues conoces lo que ellos pensaban acerca de su entorno y cómo interpretaban el mundo que los rodeaba.
Una de las cosas que más interesante se me hizo, fue la organización de datos temporales en un calendario y que cada “mes” tenía una forma de representación diferente.
Se me hace muy interesante conocer cómo desde el principio, se ha tratado de crear un lenguaje verbal y antes que esto, un lenguaje visual.

Imagen

INTERFAZ DE UN SALÓN DE CLASES

20 Nov

INTERFAZ DE UN SALÓN DE CLASES